NOTICIAS

Manejo de plantas y consideraciones para plantaciones nuevas

22-05-2019

El correcto establecimiento de un frutal determina el desarrollo del cultivo y puede influir fuertemente en el potencial productivo. Además, en casos que se cometan errores durante la plantación, es muy difícil corregirlos en el tiempo. Para el caso del avellano europeo, se deben tener ciertas consideraciones al momento de la plantación, de tal manera de generar las condiciones ideales para el futuro desarrollo de las plantas.

  • Retiro de plantas desde vivero

El retiro de las plantas desde el vivero, se debe programar de tal manera de realizar un traslado pronto al campo, y, en el campo, tener las condiciones adecuadas para su mantención hasta la plantación, esto dependiendo de si nuestras plantas son en maceta o a raíz desnuda.

Para el caso de planta en maceta, se debe tener un sector con riego para mantener hidratado el sustrato, fundamental para evitar estrés de las plantas, ya que el sustrato es hidrofóbico, y no retiene mucho el agua, y una vez que se deshidrata, es difícil rehidratarlo. La humedad se debe monitorear de forma diaria idealmente, cuidando que el riego sea homogéneo, sin dejar sectores sin mojar y, al mismo tiempo, poner atención en no anegarlas. En el caso que las plantas pasen el invierno, y se retrase la plantación, se puede considerar una aplicación de cobre, para proteger el material de posible entrada de patógenos.

En el caso de plantas a raíz desnuda, al llegar con éstas al predio, se deben implementar zanjas con buen drenaje donde se mantengan los atados de plantas, con sus raíces cubiertas con aserrín u otro sustrato, para evitar la deshidratación hasta su plantación, igualmente, manteniendo la humedad del sustrato con riego periódico, y monitoreando la humedad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Plantación

Primero que todo para programar la plantación, normalmente, se considera realizar en un periodo de días libres de lluvias, con esto se busca disminuir el riesgo de diseminación de enfermedades, y permite manejar mejor el suelo, para cubrir raíces de forma correcta, no crear compactación y evitar exceso de humedad en
las raíces, que pueda generar otros problemas.

Épocas de plantación: Para el caso de las plantas a raíz desnuda, el periodo de trasplante debe ser cuando la planta se encuentra con su menor actividad metabólica, y completa caída de hojas, esto es, desde junio hasta previa brotación en agosto. En el caso de planta en maceta, el periodo se amplía entre otoño y primavera, siempre condicionado a la disposición del riego.

  • Manejo de malezas (pre y pos plantación)

La preparación del suelo genera una condición idónea para el desarrollo de malezas, y la germinación de semillas que se encontraban inactivas, por esto, el establecimiento del cultivo debe contemplar un control de malezas previo, posterior, o ambos, sobre la hilera.

En el control previo a la plantación, podemos aplicar productos sistémicos o de contacto, y posterior a la plantación, podemos hacer una combinación con pre emergentes, para evitar germinación de semillas en invierno. Esta aplicación con preemergentes se realiza posterior a la plantación, ya que el paso de personal para plantar eliminará el sello que queremos generar con los preemergentes.

  • Riego

El riego tecnificado debiera estar establecido y probado previo a la plantación, pensando en la posible disminución de precipitaciones invernales, generando condiciones de suelo con baja humedad, y la deshidratación en las plantas ya establecidas.

  •  Tratamiento de pre plantación

Para plantas en maceta, se recomienda soltar, disgregar o incluso cortar el pan de raíces (foto 1), con algún elemento cortante, de tal manera de liberar las raíces y permitir un normal desarrollo. Al plantar debemos desenrollar estas raíces y simular en el hoyo de plantación su posición natural (foto 2), teniendo en cuenta las mismas consideraciones de las plantas a raíz desnuda. 

 

 

Antes de plantar, sobre todo al ocupar plantas a raíz desnuda, es recomendable realizar una desinfección del sistema radicular, inmergiendo esta parte en una solución desinfectante a base de productos fungicidas/insecticidas específicos para este uso.

  • Establecimiento de la planta a raíz desnuda y en maceta

Esta labor dependerá del tipo de planta que vayamos a establecer (raíz desnuda o maceta), donde el principio básico de establecimiento es el ancho y profundidad del agujero de plantación, el que debe permitir enterrar con facilidad el 100% de la raíz, raíces que pueden ser manejadas para facilitar el establecimiento de la planta. Para plantas a raíz desnuda, se puede realizar una poda de raíces, eliminando parte del material en exceso o demasiado largo, buscando mantener la posición de las raíces en dirección hacia el subsuelo, evitando que las raíces queden en dirección horizontal o vertical apuntando hacia la superficie.

En la base del agujero se puede aplicar algún fertilizante de lenta liberación o productos como guanos, compost, humus, etc. Siempre teniendo precaución de si estos pueden estar en contacto con las raíces de las plantas o deben ser mezclados con algo de suelo. Una vez posicionemos nuestra planta en su lugar definitivo, debemos cubrirlas por completo, cuidando que toda la raíz quede en contacto con suelo y evitando los espacios vacíos.

Adicionalmente debemos preocuparnos de cubrir el cuello de la planta con un mínimo de 5 a 10 cm de suelo, para evitar que las lluvias o la compactación de suelo dejen al descubierto parte de las raíces, lo que podría generar mortalidad de plantas.

  • Errores y puntos críticos de plantación 

– Si la planta a raíz desnuda tiene largas raíces laterales, debe ser ligeramente podada, para poder entrar por completo en el agujero y evitar así raíces con dirección hacia la superficie.

– Si el suelo no está mullido, es mejor tomar un poco más de tiempo para romper el suelo o, trabajarlo con la humedad adecuada, para que no queden demasiados espacios vacíos entre la raíz y el suelo o se formen terrones que no permitirán que se establezca bien la planta.

Gran parte del éxito del proyecto se basa en la buena preparación de suelo y el buen establecimiento de las plantas, labores que realizaremos una sola vez en todo el tiempo de nuestro cultivo, por lo tanto, se debe trabajar en pro de generar las mejores condiciones para que el cultivo se desarrolle correctamente y alcancemos los objetivos y potenciales productivos en el tiempo.

 

AGRICHILE DARÁ CONTINUIDAD A PDP REGIONALES DURANTE ESTE 2019

SEGUIR LEYENDO

LOS FRUTOS SECOS CON EL PIE EN EL ACELERADOR

SEGUIR LEYENDO