NOTICIAS

FERRERO CELEBRÓ EN CHILLÁN 25 AÑOS PROMOVIENDO CULTIVO DEL AVELLANO EUROPEO

09-04-2017

La historia de un modelo exitoso

  • Agrichile, filial agrícola del grupo italiano Ferrero, llegó a Chile en 1991 con el claro objetivo de impulsar y desarrollar el cultivo del avellano europeo en el país. Veinticinco años después, el exitoso modelo implantado por la compañía ha dado importantes frutos.

Corría el año 1991 cuando la empresa Ferrero, reconocida internacionalmente por sus diversos productos alimenticios, entre los que se encuentran Nutella y Ferrero Rocher, decidió seguir expandiendo sus horizontes y aterrizó en Chile.

“El objetivo era desarrollar el cultivo del avellano europeo en el país, ya que cumplía con todas las condiciones necesarias para ser una potencia en la producción de este fruto, el que es la principal materia prima utilizada por Ferrero”, cuenta Camillo Scocco, gerente general de Agrichile.

Pero este desarrollo no venía solo: estaba acompañado del deseo de impulsar la industria agrícola nacional, capacitando a nuevos productores, entregándoles insumos, profundizando el conocimiento sobre la avellana europea, sus características específicas y sus distintos usos y propiedades.

Hoy, a comienzos de 2017, en Ferrero se sienten satisfechos y llenos de nuevos desafíos. Chile es hoy el país productor de avellanas más importante del hemisferio sur, y estiman poder convertirlo en el tercer productor mundial al año 2020, momento en que pronostican que habrán más de 30 mil hectáreas de avellanas europeas plantadas en territorio nacional.

“Estos logros son fruto de un trabajo permanente y constante, que hoy nos permite estar presentes con nuestras plantas en las regiones del Maule, Biobío y La Araucanía. A eso se suma la región de Los Ríos, donde implementamos, al igual que en las otras tres regiones, el Programa de Desarrollo de Productores (PDP), el que se realiza en conjunto con Corfo”, explica Scocco.

El crecimiento de la industria ha sido impactante, y aún hay espacio para seguir creciendo. Es por eso que Agrichile decidió aumentar sus plantaciones, llegando a superar las 4 mil hectáreas durante este año, las que permitirán sobrepasar las 20 mil a nivel nacional. Cabe mencionar que según cifras de ODEPA, hace 15 años Chile sólo contaba con 700 hectáreas plantadas de este fruto.

El boom del avellano europeo se ve reflejado también en que entre los meses de enero y septiembre de 2016 se exportaron 5.557.980 kg, alcanzando los US$68.972.340. Esto es 42 veces más que el valor correspondiente al mismo periodo del año 2015.

Parte importante de este incremento se explica por la entrada en operación de la planta de descascarado construida por Agrichile, la que se encuentra ubicada en la Región del Maule.

Para Ferrero, este éxito se debe, principalmente, a su trabajo permanente con el entorno. “Nos hemos propuesto, como base, el contacto directo con los productores, conociendo sus intereses y necesidades. Además, creemos fundamental la capacidad de generar y compartir conocimiento, lo que lleva al perfeccionamiento y desarrollo de esta industria. Es así como hemos establecido alianzas con instituciones educacionales, que nos permiten capacitar a estudiantes que en un futuro cercano estarán a cargo de estas mismas plantaciones; con instituciones como Corfo, que nos ha permitido desarrollar los PDP que permiten capacitar a los mismos trabajadores y productores; y los contratos con productores externos, que nos facilitan la entrega de nuestro conocimiento y nuestras plantas gracias a los viveros que establecimos”, señala Scocco.

Hoy, en pleno período de cosecha, Agrichile cuenta con alrededor de 700 empleados, entre los cuales se encuentra toda la energía necesaria para seguir impulsando la industria chilena del avellano europeo. El fruto no descansa, Ferrero lo sabe.

Viveros: un modelo de crecimiento conjunto

Un factor que ha influido sustancialmente en el crecimiento de la industria y de Agrichile ha sido el modelo de viveros impulsado por la empresa de origen italiano.

Con cerca de 50 hectáreas destinadas a la producción de nuevas plantas, Agrichile ha logrado mantener una disposición acorde al crecimiento sostenido de la demanda. Actualmente, la empresa cuenta con 1.000.000 de plantas que servirán para responder tanto a las necesidades internas de la compañía como a las de otros productores.

“Nosotros entregamos las plantas a costo, sin buscar marginar con su venta, ya que nuestro objetivo principal es motivar el crecimiento de esta industria. Mientras más productores se atrevan con este fruto, más fuerte será el sector y dispondremos de una oferta mayor tanto en la calidad con en la cantidad de producto disponible”, explicó Scocco.

 

Agrónomos de Agrichile capacitan a productores de El Maule y Los Ríos

SEGUIR LEYENDO

Labores invernales para el cuidado del avellano europeo

SEGUIR LEYENDO