NOTICIAS

Boletín Técnico: Riego y Fertilización

04-11-2019

Boletín Técnico: Riego y Fertilización

Consideraciones Generales

Octubre marca el despertar e inicio de la actividad de la planta, que conlleva un importante desarrollo radicular, crecimiento vegetativo y desarrollo del material productivo para las siguientes temporadas.

Dos labores fundamentales de este mes son nuestros programas de fertilización y el inicio de los riegos, para los cuales hay que tener ciertas consideraciones, para optimizarlos y generar las mejores condiciones para el desarrollo del cultivo.

Riego 

Durante octubre, y dependiendo principalmente de la zona y condiciones donde se encuentre nuestro cultivo, se inician los riegos, necesarios para el correcto desarrollo de la planta, generar condiciones para el desarrollo radicular y en algunos casos, incorporar nutrientes vía fertirriego.

El riego tiene diferentes objetivos, y dependiendo de estos, se deben tener ciertas consideraciones:

  • Mantención de las plantas: Como todo cultivo, necesita de agua para realizar sus procesos metabólicos, para el avellano, es importante generar condiciones de riego, sin generar anegamiento.
  • Fertirriego: La incorporación de nutrientes vía riego debe considerar factores como calidad del agua, pH del agua, durezas u otros, dependiendo de la fuente.
  • Condiciones de suelo: Una temporada invernal con bajas precipitaciones traerá como consecuencia suelos secos sin desarrollo de raíces. En esta condición debemos mojar los suelos lo necesario para posteriormente considerar el riego de la planta.
  • Llenado de fruta: En la época de llenado de fruta desde noviembre a febrero aproximadamente, es fundamental que la planta no pase por períodos de deshidratación, para así evitar reducir el llenado de sus frutos, lo cual tiene como consecuencia perdida de calibre y menor rendimiento comercial.

 

  • Amentos sanos: Importante mantener el riego durante cosecha y poscosecha, para sostener los amentos, que producirán polen en invierno. La falta de riego en verano tendrá directa relación con el aborto de amentos en otoño – invierno.

Fertilización

El primer flush radicular de las plantas se produce en octubre*, alcanzando su peak en noviembre, con una fuerte expansión y desarrollo de nuevas raíces, que utiliza la planta para explorar y absorber nutrientes. Este impulso está acompañado de la brotación, ambos principalmente sostenidos por las reservas acumuladas por la planta antes de entrada del invierno.

La fertilización que entreguemos a la planta será importante tanto para el desarrollo de los árboles como para alcanzar los rendimientos esperados, por lo que la fertilización debe considerar:

  • Satisfacer los requerimientos nutricionales del cultivo, sin crear desbalances entre actividad vegetativa y productiva (exceso de Nitrogeno)
  • Tipo de suelo, riego, niveles productivos, edad y condición del huerto, e idealmente, análisis de suelo y foliares, para ajustar la fertilización de mejor manera.
  • pH del suelo, que influye en la disponibilidad y la capacidad de la planta para utilizar los nutrientes del suelo.
  • Uso eficiente los recursos, sin aumentar demasiado los costos, buscando siempre el enfoque sustentable.

Para realizar un aporte de nutrientes efectivo, la fertilización tiene que ser fraccionada durante la temporada, de manera de hacerla más eficiente y que las plantas tengan disponibilidad de nutrientes de acuerdo a necesidades.


Además de la fertilización regular, se puede complementar con aplicaciones foliares de micro-nutrientes y/o bioestimulantes orientadas a cubrir otras necesidades específicas de la planta o superar periodos de estrés.

*De acuerdo a literatura y experiencias de Agrichile. Lo indicado puede variar en base a condiciones del huerto y zona.

¡NADA LOS DETIENE! AVELLANOS EUROPEOS EN CHILE CRECEN EN DEMANDA Y PRODUCCIÓN

SEGUIR LEYENDO

FERIA IFT 2017: REPRESENTANTES DE AGRICHILE EXPONEN EN PRINCIPAL FERIA AGRÍCOLA DE CHILE

SEGUIR LEYENDO